sábado, 23 de julio de 2011

CONTAMINACION DIRECTA E INDIRECTA

Es aquella contaminación, que proviene por el alto volumen de los sonidos, o la excesiva cantidad de sonidos en un área dada, un buen ejemplo son las grandes ciudades, que son bien ruidosas, y provocan estrés en la población, puede ser de forma directa e indirecta un ejemplo de la directa, es cuando tu vecino pone a todo volumen música, uno de indirecto pueden ser los autos que pasa frecuentemente por tu calle.



COMO AFECTA LA CONTAMINACION AUDITIVA NUESTRA SALUD?

La contaminación sonora es producto del conjunto de sonidos ambientales nocivos que recibe el oído. El ruido como parte de la contaminación ambiental, afecta seriamente a la capacidad auditiva  provocando el envejecimiento prematuro del oído, sordera y daños irreversibles en el sistema auditivo. A la vez provoca otros trastornos en el organismo.

Los efectos nocivos del ruido sobre la salud van desde las alteraciones cardiovasculares, falta de concentración, aumento del estrés, síndromes de depresión y del sueño hasta la disminución del apetito sexual, generando la disminución de la calidad de vida.

Las sociedades modernas conviven con el ruido, pero desconocen sus efectos irreversibles. Este tipo de contaminación que deteriora el ambiente y altera nuestras vidas, se encuentra en nuestro día a día. Algunos ejemplos: el motor de los vehículos, las bocinas de los vehículos particulares o de transporte público, la construcción, las industrias, los bares, los lugares de diversión, los sistemas electrónicos (altavoces y parlantes), el tráfico aéreo y los aeropuertos, etc.




En las grandes ciudades cada vez es mas notable como la gente a edades muy tempranas, ya presenta un déficit en su nivel auditivo. Y es que creciendo en la sociedad del ruido, de la TV, el cine, los CD, los clubes nocturnos con la música extremadamente alta…los jóvenes poco a poco van perdiendo el oído.

EL OIDO:
El oído está constituido por tres partes: el oído externo, que recoge y canaliza las ondas sonoras a lo largo del canal auditivo externo; el oído medio, que recibe las ondas y las envía hacia el oído interno; y el oído interno donde se convierte en impulsos nerviosos y se transmiten al cerebro
El oído interno también contiene el órgano del equilibrio. Esto explica que algunas enfermedades que causan sordera también afecten el sentido del equilibrio y puedan causar vértigo. 
El oído está conectado con la parte posterior de la faringe mediante un conducto denominado trompa de Eustaquio. Al ascender una pendiente deprisa o cuando despega un avión, se tiene una sensación de taponamiento de los oídos; esto se debe al descenso de la presión externa, que permite que el aire se expanda en el oído medio. La molestia es momentánea y desaparece al bostezar o deglutir, lo que igual a la presión y permite que el aire salga por las trompas de Eustaquio hacia la faringe. 

SORDERA:
Es la pérdida total o parcial del sentido del oído y puede afectar uno de los oídos o ambos. Puede ser un síntoma o una consecuencia de otras enfermedades o infecciones, aunque también puede estar causada por algún factor hereditario o por la exposición a ruidos intensos. 

TIPOS DE SORDERA 
Existen dos tipos de sordera: la conductiva y la perceptiva. En la primera los sonidos no llegan al oído interno, y esto puede ser causado por un tapón de cerumen en el oído externo o por la diminución de movilidad de los huesos del oído medio.  Sin embargo, en algunos casos, la sordera puede ser conductiva y perceptiva al mismo tiempo; así, por ejemplo, un anciano puede tener un exceso de cerumen, que origina una sordera conductiva, junto con una lesión del nervio que transporta el sonido hasta el cerebro. El conducto auditivo externo está recubierto por una extensión de la piel de la oreja; por lo tanto, a excepción de los tapones de cerumen, todos los trastornos que lo afectan son de la piel y no revisten gravedad para el mecanismo auditivo. El oído interno tiene dos estructuras sensibles: la cóclea, también llamada caracol, y el laberinto, que rige el equilibrio del cuerpo. Si resulta dañados se produce una sordera perceptiva, con escasas posibilidades de tratamiento.
Las personas expuestas a ruidos muy fuertes, superiores a los 80 decibelios,
durante largos períodos de tiempo, puede sufrir lesiones en la
parte interna del oído, que deriva en sordera perceptible irreversible.



VIDEO SOBRE CONTAMINACION AUDITIVA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada